Sobre Inés Corujo Martín:

Inés Corujo Martín es estudiante de doctorado en Literatura Hispánica y Estudios Culturales en la Universidad de Georgetown (Washington, DC). Posee una licenciatura en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, donde también cursó estudios de máster en Literatura  Española Moderna y Contemporánea, y en Formación del Profesorado en Lengua castellana y Literatura. También cuenta con un máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, recibido por el Instituto Cervantes en colaboración con la Universidad Menéndez Pelayo (Santander, España). Entre sus intereses de investigación académica destacan los Estudios de Género y la Literatura Transatlántica.


Sobre el artículo "El árbol-narrador en La sangre de Elena Quiroga: Lugar femenino de memoria y trauma en la posguerra española":

Este estudio ofrece una aproximación teórica a la metáfora arbórea empleada por Elena Quiroga en La sangre, obra publicada en 1952. La autora santanderina, casi desconocida en el panorama literario de la posguerra española, sitúa a un castaño como narrador y testigo principal de los hechos de la novela. La figura del árbol-narrador se abre a diversas cuestiones en torno a la preservación y reconstrucción de la memoria histórica, así como de la posición marginal de la intelectualidad femenina durante las primeras décadas del franquismo.

La imaginería arbórea no se limita a la obra quiroguiana, sino que se repite en otros textos de la época como Las ataduras de Carmen Martín Gaite o La enredadera de Josefina Aldecoa, entre otras. Se trata de un grupo de escritoras que recurren al recurso narrativo arbóreo con el fin de construir una voz estética propia, y expresar disconformidad frente al legado cultural opresivo y patriarcal del momento.