About Adriana Moosekian:

Adriana Moosekian is a Teaching Associate with San Diego State University’s Spanish Masters Program. She received a B.A. from the University of California, Santa Cruz, where she graduated Phi Beta Kappa, Magnum Cum Laude and with high honors in Italian Studies. As a linguistics student, she is most fascinated by the social power of language and the written word. For her thesis work, she is researching the contemporary status of the Spanish-Italian lexical variety of the Rio de la Plata, Lunfardo. Her literary interests lie in testimonial literature, which led her to her first publication that analyzes survivor and exiled author Nora Strejilevich’s novel about the legacy of Argentinian State Terrorism. Ms. Moosekian is most interested in Latin America’s linguistic diversity among the Southern Cone, Caribbean and Alpines. She is currently serving as an intern for the U.S. Department of State’s Embassy in the Dominican Republic in the Economics and Political Section.


Sobre el artículo "La literatura como recodificación de la memoria corporal y la colectividad de una nación traumatizada en Una sola muerte numerosa": 

La codificación de la memoria opera como mirada retrospectiva al legado del terrorismo de Estado en Argentina.  Al revelar los horrores del terrorismo a través de la memoria de un cuerpo atormentado, Nora Strejilevich muestra el poder de la literatura testimonial en su novela Una sola muerte numerosa.  La autora encarna esa memoria codificada a través de las estrategias narrativas de la fragmentación, repetición y flashbacks que ilustran el principal compromiso de no olvidar frente al terror, silencio, intolerancia y tragedia de la condición humana.  El estilo literario crea una tensión entre el lector complicito que busca la historia prescriptiva, y la literatura testimonial que sirve para relatar la experiencia de urgencia colectiva.  Strejilevich se enfoca en la intimidad personal en la literatura testimonial que hace posible una voz única y representativa de los millones de voces, víctimas inocentes, subversivos e intelectuales que sufrieron la brutalidad del Estado documentado entre 1974-1983. Con una intención clara de evadir los patrones narrativos tradicionales, Strejilevich hace un mosaico cubista que entrelaza los fragmentos de voces incontables e indistinguibles de un sufrimiento colectivo de lo disfrazado, escondido y olvidado, donde los espacios y silencios vacíos unen los pedazos rotos de la memoria.  Strejilevich resiste expresar el trauma por hechos, el cual se lleva a un entendimiento más allá de los escenarios de tortura organizada y violación de derechos humanos.  La obra enlaza los efectos de los cinco sentidos que el terrorismo de Estado tuvo para la sociedad argentina, y cómo incide en su memoria colectiva.